El Aria de Sesto «Parto ma tu ben mio»

«En el seno del pueblo ha germinado la planta lírica, desde que el hombre canta y desde que desea disfrazarse de vez en cuando para salir de su propio yo y trocar, aunque sea sólo por horas, la realidad en sueño.» La Ópera, Kurt Pahlen, 1958.

 

SESTO
Parto, parto, ma tu ben mio,
Meco ritorna in pace;
Sarò qual più ti piace;
Quel che vorrai farò.
Guardami, e tutto oblio,
E a vendicarti io volo;
A questo sguardo solo
Da me si penserà.
Parto, ma tu…
Ah qual poter, oh Dei!
Donaste alla beltà.

Traducción

SEXTO
Ya, ya me voy pero, tú, bien mío,
vuelve a estar en paz conmigo;
será como te plazca
todo lo que quieras, haré.
Mírame, y lo olvidaré todo,
y volaré a vengarte.
¡Solamente esa mirada tuya
ocupará mis pensamientos!
Me voy pero tú…
¡Ah! ¡Qué poder, dioses,
concedisteis a la belleza!

La Ópera La Clemenza di Tito es una obra de W. A. Mozart (1756 – 1791), compuesta en 1791, junto con Die Zauberflüte/La Flauta Mágica en el último año de su vida. Se estrenó en Praga el 6 de septiembre de ese mismo año, con libreto de Caterino Tommaso Mazzolà, y basado en un antiguo texto de Pietro Metastasio.

Algunos han considerado esta ópera como sucesora de Idomeneo, pero lo cierto es que actualmente es una de las óperas más importantes en el panorama musical actual que brilla por sí misma. Posee una riqueza y expresividad en los personajes que quizá contrasta una formalidad más fría de la música, dedicada al emperador Tito.  El papel masculino de Sexto es el que yo interpreto, en el Aria «Parto ma tu ben mio«, un Aria compuesta por tres partes destacadas: Adagio, Allegro y Allegro Assai, con una duración de  7 minutos aproximadamente.

La trama gira en torno a los tres personajes principales, Tito, Sesto y Vitellia. Tito, el emperador de Roma es amigo de Sesto, quien está enamorado de Vitellia. Ésta es hija del Emperador destronado Vitellius, y está enamorada de Tito, desea casarse con él y convertirse en Emperatriz. Pero cuando se entera de que Tito se quiere casar con Berenice, de quien está enamorado organiza un complot contra el Emperador, que lo dirige Sesto, quien está dispuesto a traicionar a su amigo por el amor de Vitellia.

Sesto, vocalmente fue originalmente un castrati, pero actualmente lo interpreta una mezzosoprano, dispuesta a resistir la increíble coloratura que le asignó Mozart, que va desde el Sib2  al Sib4.

Como redacta el blog de www.sineris.es:

«Sesto es sin duda el Hamlet de Mozart, personaje carente de grandeza, demasiado humano, y constantemente anclado en la duda. Si por una parte ama a Vitellia, quien lo utiliza a su antojo, por otra es amigo de Vespasiano, de forma que cuando su amante le pida acabar con la vida del emperador lo colocará en un dilema casi irresoluble.» (…) Sesto por tanto ha empeñado su esfuerzo y su vida en fracasar, no obtendrá ni amor, ni poder, ni amistad. Será un criminal indultado y por tanto un cadáver andante condenado a no morir. Pero es precisamente para esta figura, de antihéroe diríamos hoy, para la que Mozart escribe las arias más bellas y largas de toda la ópera, el célebre “Parto, ma tu ben mio” del primer acto.» (…) mostrando en el fondo la compasión que siente hacia su personaje.

 

Son múltiples los apuntes empleados en mis clases de canto para poder abordar un papel como el de Sesto, concretamente con el Aria «Parto ma tu ben mio«. Además de grabar las clases también las partituras están señaladas por todas partes, a tener en cuenta que cantar Mozart bien conlleva un alto grado de complejidad musical y vocal. En las clases con Ana Fernaud trabajamos profundamente la línea del legato, atendiendo a la característica musicalidad mozartiana, y manteniendo la posición del cuerpo y del rostro con gran aplomo.  En la música (y creo que les pasa a todos los artistas) cuanto más sabes justamente sientes que lo que te queda por aprender es infinito. Pero a su vez es un gran aliciente seguir trabajando integralmente, siendo consciente de esto, y no desanimarse. Aunque en palabras de mi maestra «el canto supone una cierta tensión en el cuerpo, la misma que se precisa en el ballet, pero hay que mantenerse siempre muy flexible, para que pueda fluir el aire y la voz aún en las situaciones de mayor dificultad musical.» Y paradójicamente cuanto más tranquilidad se manifiesta por dentro, sosteniendo la energía, es como se logra resolver las coloraturas, y en definitiva cantar mejor.

 

MC

 

 

La meditación como parte del proceso creativo

«Primavera», óleo sobre lienzo. Colección privada.

Hace dos años, en mayo de 2016, en la exposición colectiva «Naturaleza Muerta» en la que participé, celebrada en la galería Marlborough de Madrid me hice una serie de preguntas a mí misma de cara a las entrevistas que me pudieran hacer en ese momento. Recordé que unos años antes el galerista y coleccionista alemán Michael Werner me preguntó «Was ist Malerei für dich» «Qué es la pintura para ti», y lo primero que contesté fue «Ich bin Malerei»  «Yo soy la pintura». Es decir, para mí la pintura es un estado de Ser, una manifestación sublime del espíritu. Yo entiendo la pintura, al igual que el arte en sí mismo como algo propio, y no como actividad externa con la que uno puede distraerse. Desde mi propio centro perceptivo y emocional yo entiendo «pintura» como esencia pura dentro de mi. Aunque haya pasado por la Universidad de Bellas Artes, en la que he aprendido infinidad de cosas, no concibo el Arte sólo como una serie de ejercicios para resolver cuestiones técnicas, sino que percibo la totalidad del concepto «pintura», entendiendo que para llevarla a cabo es fundamental actuar conforme a tu latido interior.

Gran Sofá 197 x 130 cm, óleo sobre lino. Galería Marlborough, Madrid 2016.

 

Hay un fragmento del libro «Color y Música en la Nueva Era» de Corinne Heline que habla de la leyenda de Perceval, y de alguna manera me identifico con ese ejemplo;

«Correlativo al Equinoccio de Primavera, Perceval es un drama anímico construido en torno al significado oculto del Viernes Santo. (…) El Misterio del Santo Grial es el corazón secreto de este punto estacional, y siempre ha sido el núcleo más profundo de las enseñanzas del Templo. (…) En primavera, la naturaleza resplandece de nueva vida. Su belleza se materializa en cada uno de los brotes que surgen de la tumba de la tierra para coronarla con una resplandeciente copa de flores (…).»

«Perceval y el Misterio del Santo Grial: El personaje de Perceval tipifica a un aspirante que emprende la búsqueda del conocimiento. Se le llama el «Loco Místico»; porque todos quienes ponen sus pies en el Camino son llamados locos por los prudentes mundanos (…) Perceval simboliza además el alma excepcional que consigue alcanzar la Maestría.»

Considero importante llevar a cabo la actividad artística siendo fiel a los sentidos internos, sabiendo que existe una sapiencia que te guía en el camino, que nada tiene que ver con saber el resultado de la obra. Hay una verdad que se expresa mediante la actividad a través de los pinceles, o mediante la voz, y en ella va un torrente de sabiduría y de conocimiento que nada tiene que ver con la formación académica. Creo que cada artista y cada persona cuenta con esto, cada cual en su especialidad.

La meditación para mí es una forma de conectar con mi propio Ser, y con mi actividad sea cual sea. Con el tiempo he ido incorporando más esta práctica, puesto que más que una filosofía es una forma de vivir. Y es algo que está intrínsecamente relacionado con mi trabajo y con mi obra. Al igual que Perceval me siento una «Loca Mística», haciendo lo que me dicta el corazón por encima de todo.

«Purple Kings 1», óleo sobre lienzo. Colección privada.

 

P- Cual es mi manera de trabajar?

R- «Mi manera de trabajar es continua, siento y pienso en términos pictóricos desde que soy consciente de ello. Mi ambiente familiar ha conformado en gran parte mi formación y mi trabajo. Mi padre fue pintor y escultor, por lo que he nacido y crecido «mirando pintura», respirando su olor y sintiendo la magia de su manifestación en las manos de mi padre, y en las mías. Sumado a ello la carrera de Bellas Artes y la Historia del Arte completaron mis ideas y mi formación, y también una dedicación plena más un continuum de trabajo y pensamiento ligados al Arte. Pero además de todos estos aspectos, lo que determina a un artista es su capacidad de comunicar un universo propio con matices auténticos y verdaderos que proporcionen un Aura determinada. »

P- He creído siempre en mí?

R- «Creo en el talento propio, sé que cuento con él en las actividades a las que me dedico, y reconozco que es un gran don. Desde muy pequeña dibujaba y pintaba en mis cuadernos constantemente, hacía dibujos a los niños, cantaba en el coro del colegio y también para mis amigos. Pero también aprendí muy pronto el lado estricto de esto: cuando se convierte en una disciplina. Mi primer y mejor maestro fue mi padre. Teniéndome todavía en los brazos me enseñó a dar color sobre la superficie, y cuando ya tenía mis propios lienzos a la edad de 4 años él me ponía modelos de naturaleza muerta para que los pintara. Otras veces me enseñaba a manchar toda la superficie del cuadro con absoluta libertad, pero recuerdo que me insistía en que lo terminara. Por entonces me resultaba un tanto duro, porque me cansaba, como cualquier niño al que le instruyes en algo hasta que lo aprende o hace bien. Pero ahora estos recuerdos se han convertido en enseñanzas magistrales.

Como todo artista uno tiene momentos débiles en su carrera, y yo los he tenido. Pero afortunadamente creo que he madurado, y lo que ahora ocupa mis pensamientos es seguir desarrollando mi carrera pictórica y musical para cumplir con mi propio destino.»

P- Me siento feliz con mi vida de esta forma?

R- «La felicidad para mí es un proceso que acarrea una gama de colores y vibraciones muy amplia. Pero en la diversidad de matices y de notas es donde se encuentra la riqueza, y la clave para sentirte feliz.»

 

MC

Mi maestra y mentora de canto Ana Fernaud

Hace dos años y medio que vine a vivir a Madrid, y tras haber trabajado en Elche a lo largo de varios años con mi primera maestra Mariana García mi prioridad era encontrar una maestra/o de canto en la capital para presentarme al Certamen Internacional de Ópera de Montserrat Caballé que se celebraba en Zaragoza en septiembre de 2015. Yo había conocido en persona a Montserrat unos meses antes, porque dio un concierto en el Gran Teatro de Elche, mi ciudad natal. Gracias a uno de los agentes con quien coincidí en el palco conocí además a su hija Montserrat Martí, a su hermano Carlos Caballé, y la hija de éste, Isabel Caballé. Isabel fue quien me proporcionó el contacto del concurso de Zaragoza, y meses más tarde me presenté.

Para ello debía prepararme lo máximo posible, y una vez en Madrid, y sólo con el verano por delante empecé a contactar a maestros de canto preguntando a mis allegados. Pasando por una lista de 15 personas llegué a conocer a Milagros Poblador, una soprano con una buena carrera internacional, con la que di algunas clases, pero al marcharse de vacaciones me derivó a su maestra, Ana Fernaud, («Ana» en el lenguaje de los ángeles significa Luz), y quien es desde entonces y actualmente mi maestra y mentora.

Cuando conocí a Ana tuve la impresión que que era una persona seria, que es precisamente lo que me interesaba para poder trabajar bien. Llegué a ella con una voz de soprano lírica, todavía por trabajar, debía encontrar mi voz verdadera así como mi repertorio. Durante varios meses estuvimos trabajando diversas Arias de Ópera y Lied de compositores como Puccini, Bellini, Mozart, Reynaldo Hahn, Gabriel Faure, etc. y aunque de clase en clase había cambios importantes para mí teníamos la sensación ambas en algunas ocasiones de que no me sentía cómoda con algunas líneas de canto. Investigando diferentes papeles, probando coloraturas e incluso registros de soprano más ligeros llegó mi maestra cierto día a la conclusión de que mi voz verdadera podía corresponderse con la de una mezzo-soprano (coincidió con ella Manuel Valencia, pianista, con quien trabajamos el repertorio y los conciertos). Para mí fue un shock, puesto que siempre había tenido de referencia a las grandes sopranos con sus papeles correspondientes, y de repente pensar que ya no cantaría nada de eso, porque mi color era otro, fue como volver a empezar, literalmente.

 

Ana Fernaud.

Así fue como dejamos de lado todo el repertorio previsto y lo cambiamos por otro. Excepto Mozart, Bellini y Puccini los cambié por Rossini. Uno de los papeles que más he trabajado de Mozart es el de Cherubino de Le Nozze di Figaro, con las Arias «Non so più cosa son cosa faccio» y » Voi che sapete«, el papel de Sesto en La Clemenza di Tito «Parto, parto ma tu ben mío» y de Rossini «Una voce poco fa» del Barbero de Sevilla, «Nacqui all´affanno…Non più mesta» de Cenerentola y «Cruda Sorte» de L´italiana in Algeri». Además las Arias de Iphigenie en Tauride de C. W. Gluck «O toi qui prolongas mes jours«, «O malhereuse Iphigenie» y » D´une image helas! trop cherie«. Actualmente sigo trabajándolas, junto con la Charlotte de Werther, de Massenet con las Arias «Werther! Qui m´aurait dit! Ces lettresEn el género del Lied Strauss, Mozart, Hahn, Faure etc. Y en Zarzuela trabajamos obras de maestros como Caballero, Barbieri o Serrano.

 

Con mi maestra Ana Fernaud y Manuel Valencia tras nuestra actuación en el Ateneo de Madrid, el 4 de noviembre de 2017.

Las ventajas de tener una maestra como Ana es que tienes asegurada la disciplina y el trabajo. Ella ha sido durante años la Catedrática de la Escuela Superior de Canto de Madrid, además ha sido una gran cantante, con una carrera impecable en Latinoamérica y en Estados Unidos, y sólo acepta alumnos con muy buen nivel o con unas características vocales que definan un buen talento. Tuve mucha suerte de encontrarla, y sobre todo de conectar. Es mi madre del canto, puesto que hay una entrega verdadera de ambas, y eso resulta fundamental para proyectarte muy lejos en tu carrera.

Biografía, Ana Fernaud

Críticas, Ana Fernaud – copia

Con Ana he aprendido más que bel canto, la respiración es esencial, estudiar muchísimo, y hasta la manera de pensar el canto es fundamental para entender tu propio instrumento. Técnicamente trabajamos sin parar, e imaginativamente también, puesto que al no poder ver físicamente tu instrumento por dentro tienes que crearte una imagen de cómo  fluye la voz, cómo se proyecta, donde resuena…un sin fin de cosas a tener en cuenta para entenderlo. Ella siempre me recuerda que «hay que hacer esto o lo otro» para solucionar ciertas cosas, nunca negando «no hagas esto o aquello», sino siempre sumando. Además la posición facial y de los labios es importantísima, saber mantener el sonido y que no se «caiga» o que no «se abra», son múltiples aprendizajes para dominar el canto, y saber que quien dirige el aire eres tú, y no al revés.

 

MC

 

Cantar para «Bernarda»

 

Hace unos meses que se terminó de rodar «Bernarda», el último largometraje de Emilio Ruiz Barachina, y tal como comenté en un artículo anterior de este blog, se trata de una adaptación moderna de «La casa de Bernarda Alba», de Federico García Lorca. En esta entrevista para Miami TV e IproTV hablamos de nuestra experiencia con el rodaje de la película, las actrices, nuestras impresiones personales y las sensaciones de formar parte de una gran equipo. La música y banda sonora de la película está creada y producida por Mandala Producciones, o lo que es lo mismo: por los músicos David Villar, compositor, y pianista oficial de las giras del cantante David de María, y Jeansy Aúz, periodista, pianista y compositor para anuncios y series de TV, con los que tuve la oportunidad de trabajar y grabar la voz de una de las secuencias más importantes de la película.

Recuerdo que por octubre de 2017 fui al estudio de Mandala Producciones en Madrid para conocer a los chicos y determinar qué íbamos a grabar. Mi voz es lírica por naturaleza, pero ello me ha permitido derivar hacia otros géneros musicales, más modernos. Con mi participación en la película de Emilio Ruiz sabía que haría algo especial, además el director nos había dado unas pautas a seguir para inspirarnos. Para ello, junto con David y Jeansy comenzaron a surgir ideas, a partir de nosotros mismos, del teclado de David salían acordes bellos e inquietantes , y así fue como los dos me ofrecieron un soporte de acordes y melodías  armoniosas, y notas cargadas de misterio y misticismo, con lo que me pude identificar rápidamente. En una compenetración con ellos de apenas unas horas ya teníamos la melodía, que de hecho grabamos de inmediato par registrar la idea.  La línea de canto llevada a cabo fue un vocalise, sin palabras, sólo sonido.

 

 

Con Jeansy Aúz y David Villar en Mandala Producciones, Madrid.

Semanas más tarde volví a grabarlo con toda la conciencia y el estudio vocal que debía entonar, ya que estuve trabajando con mi maestra Ana Fernaud durante días, hasta que logramos estar conformes. Aunque la naturalidad y la complicidad empleadas desde el principio determinaron un buen resultado. Finalmente, alentada por ellos dos, por mi maestra y mi representante la sensación que logré experimentar fue como estar entre las olas, cuanto más me dejaba llevar por el espíritu de la música más se enriquecía la melodía; no todas las líneas de canto pueden sonar igual, aunque se repitan hay que buscar la manera de insentivar la melodía: in crescendodecrescendo, ritenuto, moderato, forte, piano… de esta forma presentimos que quedaría muy bien.

Rodando… Acción!

En la entrevista que nos hace Pepe Serra, nos pregunta cosas acerca de esta sesión de grabación y de la película, y también está presenta Rebeca Arrose, la directora de Atrezzo de la peli, que habla de su experiencia en «Bernarda». Todos estamos muy contentos y orgullosos de haber podido trabajar en esta película con Emilio Ruiz Barrachina, que además de ser una gran director de cine también es escritor y periodista. Para mí ha sido una experiencia enriquecedora en muchos sentidos, porque cuando te planteas hacer algo diferente a lo que  habitualmente haces se crea una especie de reto con el que siempre acabas aprendiendo, y te hace crecer.

María Carolina y Assumpta Serna durante el rodaje de “Bernarda”

Fotograma de «Bernarda» con Assumpta Serna.

 

MC

 

 

Fan Club

Visita las redes sociales